Cuantas veces no te ha tocado escuchar voy a poner mi propio negocio, estimo tener los primeros meses ingresos modestos pero conforme pase el tiempo y la gente me conozca los ingresos aumentaran y podre vivir de ello tranquilamente, pero los ingresos nunca llegan como los esperaba esa persona luego después de un par de meses cierra su negocio, en el que invirtió sus ahorros o peor aun dinero que pidió prestado, con justificaciones del porque no tuvo éxito, como que los clientes no tienen dinero para comprar, la competencia es muy agresiva, los clientes no distingue un producto o servicio tan bueno como el mío de los demás.

También veo con más frecuencia de la que quisiera locales comerciales que cambian continuamente de arrendatario, en un principio vendían ropa, 4 meses después esta otra persona ahora con una papelería y tres meses después en el mismo local otra personal pone una peletería, no creo tener una respuesta correcta a que se debe que con tanta facilidad creemos que abrir un negocio es algo fácil y que desde el primer mes tendremos ganancias en el.

Pero lo que si se es que al menos cuando ofrecemos  servicios asumimos desde primer día que sabemos cómo resolveremos la necesidad o problema de nuestros clientes e implementamos diversos servicios que esperamos que nos compren, inclusive podemos pasar semanas o meses desarrollándolos antes de probar si quiera si me pagaran por ellos, en lugar de probar que tan aceptado puede ser mi servicio, un ejemplo seria si yo fuera un programador que desarrollo un programa de contabilidad me paso 6 meses desarrollando todo un sistema integral que tiene contabilidad, tesorería, nomina todo integrado, mi sistema puede ser el mejor del mercado pero si no tengo clientes que me lo compren de nada me servirá haber invertido 6 meses de mi tiempo y dinero en el desarrollo del programa, existen una serie de pasos para reducir la posibilidad de fracaso antes de empezar cualquier negocio,  entrevistando a los posibles clientes para tratar de entender sus  problemas, necesidades y cuanto estarían dispuestos a pagar.

Para crear nuestro modelo de negocio primero tenemos que definir una propuesta de valor ¿que se va a crear y para quién?, no consiste en crear  un producto ideal sino solucionar un problema o necesidad, continuado con el ejemplo seria un programa de contabilidad que ayude a pequeñas empresas o a personas fiscas a manejar su información y cumplir con sus obligaciones fiscales.

Ahora debemos preguntarnos ¿quiénes son nuestros clientes? Y porque motivo nos comprarían, para el ejemplo y siendo solo una hipótesis hasta el momento presumimos que sería gente que vive en México, con una edad de 23 a 40 años, con un nivel económico medio, así como mas características para definir lo mejor que se pueda a nuestro cliente.

Debemos definir cual será nuestro canal de distribución y cómo vamos a vender nuestros productos, esto podrá ser a través de un canal físico o por internet descargando el programa de nuestra página que para nuestro ejemplo sería lo más conveniente.

Definir cómo será la captación, fidelización de clientes y a la estimulación de las ventas, esto es como atraerlos y una vez que los tenemos como fidelizarlos y hacer que nos compres más servicios cada vez, aquí pasa lo mismo se puede tener hipótesis el primer día pero esto realmente se sabrá hasta que lo pongamos en práctica.

Otro aspecto son las fuentes de ingresos como genero ingresos a partir de la venta de nuestro producto o servicio para el ejemplo del programa de contabilidad si será un modelo de pago de licencia, subscripción mensual, anual o un solo pago.

Los recursos clave que necesitaremos, estos pueden ser financiación, algún crédito, comprar maquinas o computadoras, vehículos, registrar alguna patente o gente, nosotros necesitaríamos programadores de software para el desarrollo del programa.

Los Proveedores clave, se refiere a que podemos hacer alianzas estratégicas con proveedores, analizar si es viable y conocer con quien las hacemos.

Por último cuales son los costos totales para poner en marcha mi modelo de negocio, analizar cuáles son los consto más importantes, los más caros que tengo que pagar, cuales son las actividades claves más caras, cuales son fijos y cuales variables.

Hasta aquí todo son un conjunto de hipótesis o suposiciones iniciales razonadas, aunque lo más probable es que estemos equivocados, es una buena forma de empezar, el salir y hablar con los clientes para obtener datos, información para validar los supuestos que pensamos que era el problema del cliente.

Suponiendo que ya entrevistamos a suficientes clientes en nuestro ejemplo nos dimos cuenta que realmente no necesitaban un programa integral como lo estábamos proponiendo con contabilidad, tesorería y nomina, sino que solo requerían un el programa de contabilidad pero mucho más simple de lo que proponíamos, así como el programa de nomina pero con mas funciones que las que nosotros planteábamos en un principio, el programa de tesorería no lo vieron necesario, con esta información podríamos empezar a programar lo que realmente mis posibles clientes están interesados y no gastar recursos en diseñar lo que yo pensaba que era útil para ellos, esto es un ejemplo de cómo nos podemos adaptar a las necesidades reales nuestros clientes, pero esto es un ejercicio que una vez que se tengan las modificaciones se deberá seguir consultado con los clientes para mejorar nuestro producto, o en su caso adaptarlo a nuevas necesidades.

Solo usuarios registrados pueden hacer comentarios o preguntas sobre este artículo

Subir