ESTRATEGIAS FISCALES

 

                En más de una ocasión hemos escuchado las palabras “ESTRATEGIAS FISCALES” ó “PLANEACIÓN FISCAL” las cuales nos suenan a “VOY A PAGAR MENOS IMPUESTOS” ó “NO VOY A PAGAR IMPUESTOS”, cuando esto en realidad es FALSO, ya que no existe algún tipo de “magia” para disminuir los impuestos, lo que en realidad existe es llevar a cabo una ordenada ejecución de ingresos y gastos o inversiones dentro de un negocio, los cuales deben mantener un equilibrio para evitar el excesivo pago de impuestos, ya que los impuestos se determinan en base a las UTILIDADES, es decir INGRESOS MENOS EGRESOS, por lo tanto, si hay utilidades “SI” pagaremos impuestos, y si no hay utilidades “NO” pagamos impuestos; obviamente existen reglas para ello, algunas son las siguientes:

 

a)    Es muy importante saber que una vez determinados de manera correcta los impuestos, es imposible corregir una contabilidad, ya que la información corresponde al MES ANTERIOR, por lo tanto se debe llevar un control de ingresos y gastos, o elaborar un pre-cierre antes de terminar el mes, para estar en posibilidades de realizar las modificaciones necesarias.

 

b)     El principal instrumento en una auditoria son los estados de cuenta bancarios, por lo tanto debemos vigilar al día lo que entra y lo que sale de las cuentas bancarias, teniendo el correcto soporte que ampare cada movimiento realizado.

 

c)      Todo lo que entra a las cuentas bancarias se considera INGRESO (salvo prueba en contrario), por lo tanto es importante no simular actos como aportaciones o préstamos.

 

d)      Todo lo que salga de las cuentas bancarias debe tener una factura (CFDI) incluso en el pago de salarios (timbres de nómina), por lo tanto, si no contamos con un CFDI, no nos sirve el gasto para disminuir los impuestos.

 

e)  También es importante vigilar que las facturas de gastos cumplan con todos los requisitos fiscales: http://www.sat.gob.mx/informacion_fiscal/factura_electronica/Paginas/requisitos_factura_electronica_cfdi.aspx

 

f)       Es muy importante tener en cuenta que cuando prestamos un servicio y/o venta con IIVA pero la mayoría de nuestros gastos son sin IVA (caso de los restaurantes y algunas empresas de servicios) es prácticamente imposible evitar el pago de este impuesto.

 

 

En conclusión, no debemos esperar que termine el mes para saber si tenemos que pagar mucho impuesto, ya que estos se determinan en base a la información del mes pasado; por lo tanto, si se cuenta con una buena administración se puede llevar a cabo una correcta aplicación de los recursos financieros, aunado a una buena asesoría fiscal.

 

 

 

Solo usuarios registrados pueden hacer comentarios o preguntas sobre este artículo

Subir